Elvi Barrios

Coach emocional de adolescentes y educadora de disciplina positiva para familias

¿Quién soy?

Soy la suma de todos mis recuerdos, deseos, miedos, gustos, creencias, conocimientos, experiencias y valores.

Soy mi físico, mi mente y mi alma.

Soy lo que pienso, lo que siento y lo que vivo.

Soy lo que hago.

Soy la suma de muchas cosas.

Esto es lo que soy hoy.

Pero mañana ya seré otra.

Mi historia

Nací en Barcelona, en 1989. Recuerdo ser una niña llena de contrastes; habladora pero tímida, de mente inquieta pero de conducta tranquila, feliz pero llena de miedos: a la muerte, a la oscuridad, a la soledad, a dormir, a ir sola por la calle, a hacer el ridículo, a exponerme… Y todos esos miedos los vivía en silencio, sin contárselos a nadie para «no preocupar». Es curioso como desde pequeños adoptamos conductas que no nos benefician pero que creemos que sí lo hacen, esa es nuestra intención positiva.

Pasaron los años y en mi adolescencia todo fue agravándose. Taquicardias que aparecían de la nada, presión y pinchazos en el pecho, dificultad para respirar, mareos e inestabilidad… Primer ataque de pánico, baja autoestima, ganas de huir y salir corriendo y miedos mucho más intensos y elaborados. Pero con una cosa en común, seguía guardándome todos ellos para mí…

Intenté acostumbrarme a vivir con ellos pero no funcionó. Así que traté de esconderlos. Pensé que si no los tenía a la vista no molestarían, como quien empaqueta y precinta algo que no quiere ver y lo esconde en la parte más oscura y recóndita de su trastero. Ilusa de mí… Eso solo sirvió para que mis miedos fueran cogiendo más fuerza y aparecieran de golpe a mis 18 años, mucho más grandes y reforzados. Así que me encontré en plena carrera de Ingeniería Informática con un Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG), con Hipocondría y Agorafobia. Todavía me pregunto de donde saqué las fuerzas para continuar con mi vida y cuidar de mi salud mental. Aunque lo que sí que sé es que la mano que me tendieron los diferentes profesionales de la salud mental fue clave para salir del agujero. 

Pude trabajarme durante muchísimos años de la mano de psicólogos, coaches y distintos terapeutas, lo que al final me hizo realizar un cambio de 180 grados en mi vida, cambiar como persona y como profesional. Siempre digo que hay dos «Elvis» en mí: la de antes de la ansiedad y la de después de haberla superado.

¿Por qué te cuento todo esto? Por tres motivos: El primero porque si estás pasando por un momento difícil quiero que sepas que no estás solo/a, que somos muchos/as los que hemos tenido que luchar con nuestra mente. El segundo porque quiero decirte que no te avergüences de pedir ayuda, es fundamental. Y el tercero porque cuando yo estaba atravesando esos momentos difíciles, el conocer a gente que lo había pasado y superado me daba la fuerza que necesitaba para seguir adelante. 

Después de todo esto, estoy agradecida por todo lo que me pasó, porque gracias a mis miedos descubrí mi pasión. Pude estudiar el comportamiento y la mente humana, especializarme en adolescencia y a día de hoy dedicarme a ello acompañando a adolescentes y a sus familias a surfear con éxito una etapa que es tan clave para la salud mental como es la adolescencia.

Y bueno, ahora que ya nos hemos conocido un poquito más, aquí estoy, dispuesta a ayudarte y acompañarte como otros profesionales hicieron conmigo. Porque tú también puedes transformar y mejorar tu vida. 

PD: Algunos de mis miedos siguen conmigo, son mis compañeros de viaje. Lo que ha cambiado es que ahora son pequeños y me puedo relacionar con ellos de igual a igual. Ya no son monstruos gigantes a los que tenerles miedo. He aprendido a aceptarlos, quererlos y escucharlos. Al fin y al cabo el miedo es una emoción tan necesaria como las demás y les agradezco el estar en mi vida, porque posiblemente sin ellos no habría llegado a ser lo que soy hoy.

Mi formación

Coach CAC Nº 11.227 certificada por la Asociación Española de Coaching (ASESCO).

Ingeniera Técnica en Informática de Gestión por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

Educadora de Disciplina Positiva para familias certificada por Positive Discipline Association (PDA) y formada con Marisa Moya.

CCE Coaching Infanto-Juvenil y Familiar certificada por la International Coach Federation (ICF) y Eleva Escuela de Coaching de Valeria Aragón.

Curso de Intervención emocional y de conducta en niños y adolescentes certificado por Integratek.

Curso Adolescencia: Segundo Nacimiento impartido por Laura Gutman y certificado por la Escuela de Biografía Humana.

Máster en Coaching Integral certificado por la Asociación Española de Coaching (ASESCO).

ACSTH Especialista en Técnicas de Coaching certificado por la International Coach Federation (ICF).

CCE Inteligencia Emocional: Nuevas fórmulas de gestión e integración emocional, certificado por la International Coach Federation (ICF) y Eleva Escuela de Coaching de Valeria Aragón.

Practitioner en Programación Neurolingüística (PNL).

Curso Avanzado de Coaching Realista por la Escuela de Coaching Realista de Carlos Melero.

Facilitadora de Mindfulness en entorno Personal y Profesional.

Máster en Coaching para el Cambio Personal.

Mi enfoque

Creo firmemente en la persona como un todo, lo que me motiva a utilizar un enfoque integral en mis servicios de coaching para adolescentes y mentorías educativas para madres. A través de mi metodología propia, IMPULSA, combino toda mi formación para ofrecer un acompañamiento transformador que está profundamente enfocado en el cambio — cambio en el pensamiento y en las acciones.

Cuando te acompaño a surfear con éxito la adolescencia, lo hago con la mínima directividad posible; esto significa que, aunque no te diré qué debes hacer, porque tú eres la experta en tu propia vida, sí te acompañaré para que descubras tus propias soluciones, potenciando tus recursos y los de tu familia. Nadie ha caminado con tus zapatos, por lo que nadie mejor que tú sabe lo que tu familia necesita, pero si estás dispuesta a aprender nuevas maneras de educar más actualizadas, respetuosas y eficaces, estaré encantada de ayudarte.

¡Ah! Y tampoco creo en el positivismo puro y duro, ese de que “puedes conseguir todo lo que te propongas” o lo de que “si deseas algo con mucha intensidad, lo conseguirás”.

A veces no es así. En la vida hay muchísimas cosas que no están en nuestras manos. Pero también hay muchísimas otras que sí que lo están y es ahí donde podemos hacer una diferencia significativa.

La vida es cambio y, en mi experiencia, aquellos que encuentran SU éxito son los que mejor se adaptan a estos cambios. Enfocar nuestra energía en lo que sí que podemos influir y aprender a adaptarnos y responder efectivamente en lo que no, es la clave para surfear los desafíos de la vida y especialmente de la adolescencia.

¿Te acompaño a surfear la adolescencia?

¡SOLICITA AHORA TU SESIÓN EXPLORATORIA GRATUITA!