Combatir la ansiedad: Autoconocimiento y el poder del momento | Elvi Barrios Coaching

Combatir la ansiedad: Autoconocimiento y el poder del momento

Siento ansiedad…

Puede ser de largo la respuesta más común que recibo cuando pregunto… ¿Cómo te sientes?

Dime una cosa, del uno al diez…

puntúa tu estado de ansiedad, siendo 1 que te encuentras bien y 10… bueno, ya sabes…

.

.

¿Ya?

Bien, ¿y si te dijera que podríamos cambiar eso?

Volveremos después a esto, antes deja que te cuente algo.

Hace unos días, vuelvo de dar un paseo con mis tres perros (sí, 3) y mi chico; y en el móvil, 3 llamadas perdidas.

Hasta ahí bien. Lo raro es que eran las 21:30h de un viernes, debía ser algo muy urgente.

Te presento a Manuela

El número era desconocido. Iba a devolver la llamada el lunes, porque he decidido que como me quedo sin vacaciones  🙁  …

pero me lo pensé dos veces, cogí el teléfono de nuevo y devolví la llamada.

Hola Elvi, gracias por devolver la llamada… y perdona las horas y la insistencia, soy Manuela (mentira, ya sabes, protección de datos y esas cosas), la madre de Marta (mentira, ooootra vez).

Marta es clienta mía.

Estábamos tratando sus miedos a salir, al bus, al super…

Iba bastante bien y por eso me sorprendió más aún cuando se presentó…

Necesito una cita contigo y si es mañana (sábado), mejor que el lunes porque no puedo más.

Continuó un buen rato contando lo que le ocurría…

Trabajo (jornada completa en una pelu)…

Cuidar de su otro hijo menor…

De su padre, que además vive solo…

A estas alturas reconozco que empaticé de tal forma que estaba agotada de tan solo oír todo lo que hacía… pero aún no había acabado…

Mi vida es correr de un lado para otro todo el día y reconozco que casi me he acostumbrado, pero el colmo es la falta de descanso y sobre todo la cabeza que no para de dar vueltas a todo constantemente…

Se quedó muda un momento…

… pero lo que ha hecho definitivamente que te llame es lo irritable que me encuentro desde hace ya algún tiempo y esto está deteriorando gravemente mi situación familiar con mis hijos y marido… y hasta aquí.

Continuamos charlando un buen rato.

Había buscado en internet… sin mucho éxito.

Solo había encontrado soluciones o de tipo religioso o productos tipo “Happy Wonderful” que vete tú a saber…

Pero lo que se dice ayuda, solución a su problema… nada; aunque fuera de andar por casa pero que le sirviera de algo para superar esta situación.

¿Te has visto alguna vez superado?

Pregunta tonta, ¿verdad?

Ese sentimiento no distingue de famosos, ricos, pobres, altos, bajos…

Todos lo experimentamos alguna vez, nadie es inmune.

Muchas cosas que hacer, una lista interminable…

Intentamos priorizar… tampoco acertamos en darle importancia a las tareas…

¿La solución?

Bueno, una vez me dijeron esto…

¿Cómo te comerías un elefante?

Pues poco a poco, un bocado tras otro.

El poder del momento, del ahora

La única solución posible es parar un momento.

Y sí, sé lo que estarás pensando… “No puedo”

Pero lo cierto es que no te miento al decir “momento”.

Sé que pensarás que me refiero a sacar un par de horas, hacer esto o aquello…

Y no, cuando digo momento me refiero a eso… un momento.

Te sorprenderías de lo que se logra parando un solo momento…

Es más, te sorprenderías del PODER de un solo momento.

Mira este vídeo, nunca 3 minutos fueron de tanto provecho. Está en inglés pero no te preocupes… está subtitulado.


Un momento… este momento… es lo único capaz de CAMBIAR EL FUTURO.

Sorprendente ¿verdad?

¿Te lo habías planteado alguna vez?

Parece mentira que esa pequeña unidad de tiempo sea tan poderosa.

No hacen falta grandes acciones…

Grandes gestos… al contrario.

Y de eso es lo que trata Mindfulness (vaya palabrita) y eso es precisamente lo que le aconsejé a Manuela, y que no se preocupara…

Su situación es común a muchos, muchísimos… pero que empezaríamos el lunes jejeje.

.

.

Y pasaron 3 semanas como si nada.

Comenzó a gestionar mejor su día a día y poco a poco (como cuando comemos elefantes) comenzaron a llegar momentos de calma.

Su descanso mejoró, y sus problemas… no desaparecieron, pero podía hacerles frente de otra forma.

Esos bucles mentales en los que entraba comenzaron a desaparecer.

Incluso una contractura en la espalda con la que llevaba meses y mucho dinero gastado en fisios comenzó a desaparecer.

Y lo mejor…

Aumentó su autoconocimiento, la única forma que tenemos de cambiar lo que no nos gusta de nosotros, mejorar esas áreas que nos limitan e incluir o desechar hábitos de comportamiento que nos permitan mejorar.

Por eso y como primer paso, es imprescindible que, igual que hicimos Manuela y yo, te autoevalúes y veamos qué áreas podemos mejorar.

Deja tu email en el casillero de más abajo y descarga GRATIS mi HOJA DE TRABAJO PERSONAL.

 

 

Nos vemos en el otro lado 🙂

Elvi Barrios

Coach Emocional y generadora de cambios. Coach CAC certificada Nº 11.227 por la Asociación Española de Coaching (ASESCO) | Máster en Coaching Integral (ASESCO) | CCE Coaching Infanto-Juvenil y Familiar certificado por la International Coach Federation (ICF) | Facilitadora de Mindfulness en entorno Personal y Profesional. | Practitioner en Programación Neurolingüística (PNL). | CCE Inteligencia Emocional (ICF)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
Abrir chat