Coaching Infantil, Juvenil y Familiar

«Sólo tenemos una niñez. Hagámosla memorable para toda la vida».

Reserva la primera sesión gratuita

Con el método «MI PRIMER COACH» abordamos 6 áreas clave para asegurarnos el completo desarrollo emocional de niños y adolescentes:

Inteligencia Emocional

Trabajamos y potenciamos la integración y la gestión emocional del menor para que pueda: reconocer y tomar consciencia de las emociones propias y ajenas, afrontar y gestionar miedos, prevenir y gestionar casos de bullying, desarrollar la empatía, tolerar la frustración, mantener relaciones saludables con sus iguales, desarrollar la propia motivación…

Comunicación

Desarrollamos la asertividad y las habilidades sociales para que pueda: expresar pensamientos, emociones, deseos y necesidades de manera adecuada teniendo en cuenta a los demás, poner límites y hacer peticiones, gestionar conflictos mediante la comunicación…

Conducta

Acorde a la edad, desarrollamos una actitud proactiva, de responsabilidad, independencia y compromiso para que pueda: elaborar su propio plan de acción, encontrar soluciones y estrategias para sus problemas por él mismo y opciones para alcanzar sus objetivos y metas.

Identidad

¿Quién soy más allá de mis etiquetas? Potenciamos el autoconocimiento y la autoconscienia para que pueda: aumentar la autoestima y la seguridad, trabajar la autoaceptación, reconocer las fortalezas y los valores personales y desarrollar el pensamiento crítico.

Bienestar

Trabajamos con técnicas de Mindfulness y de relajación para ayudarle a conectar con el momento presente y a tomar consciencia de las señales del propio cuerpo. Potenciamos una actitud de calma, aceptación y gratitud para que pueda: autoregularse en momentos de estrés, nervios y ansiedad, concentrarse mejor, aumentar su capacidad de atención y afrontar adecuadamente cualquier reto futuro.

Talento

¿En qué soy bueno? ¿Con qué disfruto? Lo acompañamos a descubrir y/o potenciar su talento natural para que pueda desarrollarlo al máximo y pueda orientar su vida académica o laboral según su edad. 

«Los niños juegan como viven, y jugando aprenden a vivir» José Martí. 

¿Cómo son estas sesiones?

Pues, sobre todo, ¡divertidas!

Nada daría peores resultados que aburrir soberanamente a los peques (y a los no tan peques) en las sesiones… Por eso, a la hora de implementar mi método pongo muchísimo esfuerzo en que sientan que es un espacio seguro, sin juicio y ¡DIVERTIDO!

Mediante juegos, dinámicas y fichas (todo ello completamente personalizado y adecuado a la edad), vamos abordando cada una de las seis áreas que componen el método.

 

Coaching para niños

De 3 a 11 años.

Las sesiones de Coaching Infantil tienen una duración de entre 30-50 minutos con el niño (dependiendo de la edad) y unos 10-30 minutos al final de la sesión junto con los padres, para que el peque les explique lo que hemos trabajado y podamos definir un plan de acción hasta la siguiente sesión.

Aunque el foco está puesto en el niño, el papel de los padres en este proceso es fundamental ya que son el espejo en el que el niño se mira para reconocerse a sí mismo. Por este motivo es necesario que los padres participen activamente y reciban ciertas pautas para que puedan contribuir al cambio y a la mejora del niño.

Estos son algunos de los temas que se pueden trabajar en Coaching Infantil:

  • Desmotivación en los estudios.
  • Falta de atención y de concentración.
  • Falta de comunicación.
  • Baja autoestima.
  • Actitud de rebeldía.
  • Malos comportamientos.
  • Miedos limitantes.
  • Timidez e introversión.
  • Nerviosismo.
  • Uso de pantallas excesivo.
  • Acoso escolar (Bullying).
  • Divorcio de los padres…

Coaching para adolescentes

De 12 a 17 años.

Las sesiones de Coaching Juvenil tienen una duración de 1 hora aproximadamente y se hacen únicamente con el menor, salvo en momentos puntuales o en caso necesario. De esta manera, propiciamos que sienta que es su espacio personal y pueda abrirse en las sesiones con total confianza y seguridad. 

Se dice que la adolescencia es como un segundo nacimiento. «Muere» la etapa infantil para dar paso al «nacimiento» de la vida adulta. Son muchas las cosas de la infancia que se dejan atrás (juguetes, dependencia de los padres, cuerpo infantil, visión del mundo…) para así dejar espacio para la nueva vida adulta que está por venir. Es, sin duda, una etapa de muchísimos cambios psicológicos, de identidad, físicos, emocionales y sociales.

Estos son algunos de los temas que se pueden trabajar en Coaching Juvenil:

  • Desmotivación en los estudios.
  • Dudas sobre qué estudiar.
  • Problemas en la relación con la comida.
  • Falta de atención y de concentración.
  • Falta de comunicación.
  • Baja autoestima.
  • Actitud de rebeldía.
  • Malos comportamientos.
  • Miedos limitantes.
  • Timidez e introversión.
  • Nerviosismo.
  • Uso de pantallas excesivo.
  • Acoso escolar (Bullying).
  • Divorcio de los padres…

Coaching familiar

Las sesiones de Coaching Familiar tienen una duración de 1 hora aproximadamente y se realizan, siempre que sea posible, con todos los miembros del núcleo familiar (o núcleos si los padres están separados).

En estas sesiones ponemos especial atención en la comunicación y las relaciones entre hijos-padres y entre hermanos para potenciar la empatía y ponerse «en los zapatos del otro» entendiendo sus emociones, opiniones, deseos y necesidades como un ser independiente y diferente a nosotros.

Conseguimos un espacio de complicidad, escucha activa, aceptación y unión que repercute en el ambiente familiar del día a día y en fortalecer las relaciones entre los miembros de la familia.

 Estos son algunos de los temas que se pueden trabajar en Coaching Familiar:

  • Relaciones entre padres-hijos y entre hermanos.
  • Divorcio o separación familiar.
  • Llegada de un nuevo miembro a la familia.
  • Reforzar el vínculo familiar.
  • Falta de comunicación.
  • Problemas de convivencia.
Abrir chat